Documento sin título

Adoptar a un animal es una oportunidad para ti y una segunda oportunidad para él. Una oportunidad para ti, porque darás hogar y cariño a un animal que ha sufrido la aterradora experiencia del abandono y desamparo e incluso el maltrato, y aunque la mayoría de animales que esperan en una jaula ser adoptados son sociables y confiados, también los hay que debido a la terrible situación vivida tienen miedo o son asustadizos, si te decides adoptarlos podrás vivir la maravillosa transformación de un animal traumatizado que vuelve a recuperar la confianza.

La Adopcion

Adoptar un animal significa abrirle las puertas de tu casa con el fin de convertirlo en un miembro más de la familia, darle todos los cuidados que requiere y, sobre todo, la atención y el cariño que tanto necesita y merece.

Antes de adoptar, debes estar perfectamente consciente de los cuidados que requiere el animal que elijas. Un perro necesita un lugar limpio para dormir, comida adecuada, un lugar para hacer sus necesidades que deberás limpiar a diario, ejercicio, paseos diarios, vacunas, atención médica, baños. Un gato necesita un lugar limpio para dormir, un arenero que tendrás que limpiar a diario, un lugar para afilarse las uñas, comida adecuada, vacunas, atención médica. Además de todo esto, los animales necesitan un periodo para adaptarse a su nueva familia y a su nueva casa. Ello quiere decir que le tendrás que enseñar dónde debe ir al baño, dónde puede subirse y dónde no, con qué puede jugar y con qué no. Si son cachorros, debes saber que muy probablemente en algún momento destruirán algo o irán al baño donde no deben. También debes estar muy consciente de que el cachorrito crecerá y que eso no es ningún pretexto para abandonarlo ni dejar de prestarle atención y darle cariño. Los perros y gatos adultos nos dan tanto cariño como cualquier cachorro y también tienen necesidades.

Cuando estés consciente de todo esto y dispuesto a tener a un animal durante toda su vida (pueden vivir hasta más de 15 años), entonces ya puedes adoptar.
En general, los perros y gatos que están en adopción han sido rescatados de situaciones de maltrato y/o abandono, por lo que necesitan mucho cariño y en ocasiones paciencia mientras aprenden que no todos los seres humanos quieren hacerles daño.

De igual forma, muchos de los perros y gatos en adopción son criollos, es decir son cruzas de dos o más razas. Ello no quiere decir que los perros de raza no sufran abandono y maltrato. Sin embargo, a la hora de adoptar, te pedimos que tomes en cuenta a los criollos, que adoptes por el carácter del perro y no por su raza, edad ni tamaño. Piensa ¿qué perro se adapta más a mi forma de ser? ¿Quiero un perro tranquilo o juguetón, amoroso o más independiente, que conviva con niños, con perros, con gatos, que sea muy atlético o que le guste más estar en casa descansando? En general las personas que alojan a perritos o gatitos rescatados conocen su carácter y te pueden asesorar. Infórmate. Y recuerda que todos los perros y gatos son hermosos y merecen una oportunidad.